Temas de Interés

En esta sección encontrarás temas de interés en las áreas de Ginecología, Obstetricia y Fertilidad.

  • ¿ Qué factores pueden obstaculizar el embarazo ?
  • Se dice que la pareja está teniendo un problema de fertilidad cuando han tenido relaciones sexuales por lo menos dos o tres veces a la semana en promedio, sin ninguna forma de protección anticonceptiva durante un año o más y no se ha logrado concebir. 
  • En la actualidad, se calcula que entre 18 a 20 % de las parejas en edad reproductiva tienen algún problema para lograr el embarazo. En estos casos, lo ideal es llevar a cabo un estudio detallado a la pareja a fin de realizar un diagnóstico que permite establecer un proyecto de tratamiento.


  •  ¿Qué factores están vinculados a los problemas de fertilidad de la mujer?
  • Si tienes alguna de las siguientes enfermedades, coméntalo con tú médico.
  • Endometriosis.
  • Fibromas uterinos.
  • Síndrome de ovario poliquístico.
  • Enfermedad pélvica inflamatoria.
  • Obstrucción de las trompas de Falopio a causa de una infección o una cirugía anterior
  • Infecciones de transmisión sexual como clamidia o la gonorrea.
  • Periodos irregulares o dolorosos.
  • Sobre peso u obesidad.
  • Vello facial o corporal excesivo.
  • Cirugía pélvica o abdominal.
  • Una enfermedad crónica como la diabetes, el cáncer o una enfermedad de la glándula tiroides.

  • ¿Qué debería hacer si sospecho que puede haber un problema?
  • No dudes en consultar cualquier inquietud o duda que tengas, independientemente de cuánto tiempo hayas estado intentando quedar embarazada.
  • En la consulta inicial de fertilidad se lleva a cabo un historial clínico detallado de ambos miembros de la pareja así como exploración física ginecológica. También se solicitan exámenes de laboratorio así como de gabinete y espermograma.
  • El objetivo es confirmar un diagnóstico integral y de este modo proyectar un plan de tratamiento para lograr el embarazo.
  • ¿ Qué síntomas puedo tener…es necesario operarme ?
  • Los miomas o fibromas uterinos son tumores benignos, no cancerosos, que crecen a expensas de la capa muscular del útero o matriz. Una de cada tres mujeres entre los 30-55 años tiene mioma (s). Los miomas pueden causar dolor pélvico aunque los síntomas más característicos son la distensión abdominal y los sangrados uterinos abundantes, por lo que es frecuente la anemia en estas mujeres. Cerca del 30% de las mujeres que tienen miomas no presentan ningún tipo de síntoma y su presencia puede ser una causa de infertilidad. Este hecho es importante ya que muchas mujeres que acuden al ginecólogo porque no se embarazan se descubre en ellas que tienen un mioma que puede ser la causa de su infertilidad.

  • Detalles importantes que debes conocer de los miomas:
  • Enfatizar en la importancia que tienen las revisiones ginecológicas periódicas, ya que el conocer que existe este problema nos permitirá aplicar cuanto antes las medidas oportunas para evitar que estos tumores benignos del útero sigan creciendo. Que el tener un mioma no necesariamente implica tener que llevar a cabo una cirugía y que existen una serie de medidas farmacológicas que pueden ayudar a frenar su crecimiento.

  • ¿Cómo puedo saber si tengo un mioma?
  • Ante un crecimiento del útero, la ecografía (ultrasonido) ginecológica abdominal o trasvaginal junto a la palpación serán esenciales para descartar que el aumento del tamaño del útero sea debido a un embarazo.

  • ¿Cómo se tratan los miomas?
  • El tratamiento de los miomas va a depender de tu edad, de que desees tener hijos o no, del número, tamaño y localización de los miomas y de la sintomatología que presentes.
  • Como es frecuente que tengas anemia, ya que se pierde más hierro del habitual por una menstruación normal, es conveniente que consumas alimentos ricos en hierro y, si fuera necesario tras un análisis de sangre, la toma de suplementos de hierro, siempre recetados por tu médico, que te ayudarán a sentirte mejor.
  • Si eres una mujer que desea tener hijos y el mioma puede ser el causante de tu infertilidad, la mejor medida será la quirúrgica.
  • Si tus miomas son pequeños y están estables, es decir, no crecen y no tienes síntomas, el mejor tratamiento serán los controles ginecológicos periódicos.
  • Cuando el útero es muy grande o los miomas crecen muy rápido, o cuando los síntomas no responden a las medidas farmacológicas, el mejor tratamiento será la cirugía.

  • Consejos para el paciente.
  • En primer lugar, siendo consciente de la importancia que tienen las revisiones ginecológicas periódicas en el control de los miomas.
  • Si tienes problemas de exceso de grasa, la pérdida de peso te beneficiará. Incorporando a tu dieta alimentos ricos en hierro que te ayudarán a combatir las pérdidas de hierro que tienes con tus menstruaciones.
  • Si tuvieras anemia, no olvidándote de tomar los suplementos de hierro que te indique tu médico. Asimismo, una alimentación pobre en grasas saturadas y rica en fibra, los suplementos de magnesio y de vitamina B pueden ayudarte, en cierta medida, a combatir el exceso de estrógenos.

En tus manos está detectarlo a tiempo ! ! !

  • Nada es más importante que la vida. Es increíble cómo, en un momento de la existencia, nos llega la certeza de que debemos comenzar a darle la importancia necesaria a nuestras vidas. Es indiscutible que entre más vivencias adquiramos, más conocemos de la vida y por lo tanto, mejores decisiones podremos tomar, pero realmente tenemos en cuenta …. ¿qué hacer si nuestra vida llegara a ser amenazada por el cáncer, y más aún, si eres mujer, por el Cáncer de ovario ?

  • En nuestro país, cada año se diagnostican un promedio de 5000 a 6000 casos nuevos de Cáncer de ovario, y de éstos, mueren anualmente un promedio de 2,500 a 3,500 mujeres. México se encuentra entre los países de mayor prevalencia de Cáncer de ovario en el mundo. Es más letal que el cáncer de mama y el cáncer cervico-uterino. Se calcula que se presenta en 1.7% de las mujeres entre los 40 y 60 años de edad, etapa de la vida en el cual es más frecuente su aparición.

  • Lamentablemente, en el Cáncer de ovario no se presentan síntomas específicos. El 70 % se detecta cuando el cáncer se ha extendido fuera de la pelvis, de ahí que se le llame el asesino silencioso.
  • Los síntomas son muy inespecíficos, El cáncer de ovario con frecuencia no muestra signos o síntomas claros hasta etapas avanzadas de su desarrollo.

  • Los signos y síntomas de cáncer ovárico pueden incluir:
  • • Malestar general abdominal y/o dolor, gases, indigestión, distensión abdominal.
  • • Náuseas, diarrea, estreñimiento o ganas frecuentes de orinar.
  • • Pérdida del apetito.
  • • Sensación de saciedad incluso después de una comida ligera.
  • • Aumento de peso o pérdida sin razón conocida.
  • • Sangrado anormal de la vagina.

  • Por tal motivo, se recomienda acudir con tu médico cuando se presenta algún signo o síntoma de los anteriormente mencionados.
  • Recuerda, la prevención es la primera parte de un buen tratamiento.
  •  

 

Síndrome de Ovarios Poliquísticos, un problema frecuente en infertilidad.


  • El Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) es un trastorno endócrino que causa uno de los desequilibrios hormonales más frecuentes en mujeres jóvenes.
  • Aproximadamente, entre el 5 a 10 % de las mujeres en edad reproductiva lo padecen. Se trata de un desorden hormonal del cual hasta este momento no se logra conocer la causa.

  • Se considera que el síndrome de ovario poliquístico es una de las causas más frecuentes de infertilidad en la mujer, ya que produce alteración en la ovulación regular que ocurre de forma mensual.

  • Las pacientes pueden presentar alteraciones en la ovulación, es decir, o bien no ovulan en ningún ciclo o en ciclos si ovulan y en ciclos no. Es muy frecuente en estos casos que la menstruación sea totalmente irregular. Habitualmente hay retraso en los períodos menstruales o bien el período puede no llegar por espacio de meses o incluso años.

  • La severidad de los síntomas puede variar de paciente a paciente.  
  • El diagnóstico debe hacerse llevando a cabo una detallada historia clínica así como pruebas del laboratorio y ultrasonido pélvico trasvaginal el cual  tiene mayor resolución que llevándolo a cabo vía abdominal.

  • El tratamiento para las pacientes con síndrome de ovario poliquístico persigue resolver los distintos síntomas:

  • • La medida más importante consiste en reducir el peso corporal, ya que de esta forma mejorará el desequilibrio hormonal.
  • • El ejercicio físico regular puede ayudar a mejorar el peso así como reducir el riesgo a enfermedades cardiovasculares.
  • • El acné y el aumento de vello se suelen tratar con antiandrógenos y anticonceptivos.
  • • Los ciclos menstruales se controlan con preparados hormonales (anticonceptivos orales). Hay que tener en cuenta el deseo reproductivo de la mujer y que puedan llevar una vida sexual activa.
  • • Aquellas pacientes que desean quedar embarazadas disponen de tratamientos hormonales especiales (citrato de clomifeno, gonadotropinas urinarias o recombinantes, metformina así como medicamentos antiandrógenos).
  • • Tu salud Reproductiva es muy importante, cuidate, infórmate y atiéndete ! ! !

Menopausia…vívela de la mejor manera !!!


  • En la actualidad, el médico ginecólogo tiene como objetivo principal procurar el bienestar de la mujer en todas las etapas de la vida. 
  • La Menopausia no es la excepción, ya que es un período muy importante en la mujer en cuanto a su salud se refiere.

  • El término Menopausia significa única y exclusivamente el cese de los períodos menstruales por un año o más. Alrededor de la Menopausia (antes y después), ocurren cambios o síntomas los cuales conforman la perimenopausia. Esta sintomatología se debe a lo siguiente: La mujer es muy dependiente para su bienestar físico y emocional de adecuados niveles hormonales. Los ovarios son los encargados principales de la producción de dichas hormonas por lo que de los 40 años de edad para adelante, en cualquier momento, los ovarios disminuyen  la producción de las mismas y esto repercute en la salud de la mujer desde el punto de vista físico y emocional. 

  • Los síntomas son variables en cada mujer, en algunas de ellas son casi imperceptibles, en otros casos son moderados y existen algunos en los cuales los síntomas son muy floridos y afectan de manera importante la calidad de vida de la mujer.

  • La edad normal de la presentación de dichas manifestaciones es en cualquier momento por arriba de los 40 años de edad. Por lo tanto, se dice que cuando una mujer cesa sus períodos menstruales e inicia con dichos síntomas antes de esta edad se considera Menopausia prematura o precoz.

  • El Ginecólogo (como médico de primer contacto) debe encargarse de manera profesional de la salud femenina en todas las etapas de la mujer pero en ésta, con mucho mayor razón ya que representa, para algunas de ellas, un proceso de difícil adaptación.

  • Los principales síntomas son: dolor de cabeza frecuente, cansancio, fatiga, insomnio, calores como tipo llamarada, disminución del deseo sexual, resequedad de la piel y vaginal. Además pueden cursar con tristeza, grados leves hasta severos de depresión, ansiedad, intranquilidad así como pensamientos negativos del futuro.

  • Debido a que estos síntomas en algunos casos pueden llegar a afectar la calidad de vida en la mujer se cuentan con diversas alternativas de tratamiento. Esto es sencillo, si el origen del problema está en la disminución de la producción hormonal, lo que hay que hacer es dar una Terapia Hormonal de Reemplazo, es decir, brindarle al cuerpo de la mujer lo que sus ovarios ya no pueden producir.

  • Es importante obtener información fidedigna ya que la calidad de vida se puede mejorar ampliamente y existen en la actualidad diversos regímenes de tratamiento a base de hormonas. 

  • Acércate a tu médico y pide asesoría profesional, tu salud y bienestar lo merece !!!